¿Qué es un CRM?               ¿Qué es un ERP?              ¿Qué es Business Intelligence?              NIIF en Colombia                             Como usar un CRM (Vídeos)

martes, 13 de junio de 2017

IX Speed Learning: ¿Es útil el ERP para la empresa? Evento On Line

Ibs Technology Colombia en colaboración con Ibs Technology España,  organizan la:

IX Edición Speed Learning: ¿Es útil el ERP para la empresa?

La conferencia se celebrará el próximo Martes 27 de Junio a las 08:30 hrs. en Colombia y a las 15:30 hrs. en España y se retransmitirá On Line mediante streaming en YouTube.

  

 Inscripción y asistencia gratuita


Evento On Line CRM ERP




08:30 am (Colombia)
15:30 pm (España)

IX Edición Speed Learning: ¿Es útil el ERP para la empresa?.

En este espacio podremos valorar tanto desde el punto de vista teórico, como visualizando ejemplos prácticos, si el ERP resulta realmente útil para la empresa. Se revisará lo que puede aportar a distintos departamentos; Comercial, Compras, Stocks, Facturación, Fabricación, Gestión de proyectos, etcétera.

Una vez finalizada la ponencia, responderemos a las dudas e inquietudes de los asistentes mediante nuestra cuenta de Facebook y de Twitter.

Ponente: Jose David Rodriguez, Gerente de proyectos de Ibs Technology
Duración: 45 Mins.

Para ampliar su información, resolver sus dudas, inquietudes o necesidades no dude en ponerse en contacto con nosotros  pinchando aquí.

lunes, 5 de junio de 2017

¿Me ayuda un ERP a tener una tienda On Line?

Erp Tienda On Line
Definitivamente sí. Desde luego resulta una respuesta muy rotunda, por lo que entraremos a ver cuáles son los elementos que nos conducen a disponer primero de unsoftware de gestión ERP, antes de poner en marcha una tienda On Line.

Un software de gestión ERP, como su nombre indica, es precisamente eso, “unsoftware de gestión.” ¿Y que es un software de gestión? Es un software que gestiona la información y procesos de nuestra empresa, es decir, nuestro stock, nuestros artículos y sus precios, los pedidos que recibimos, las entregas que realizamos, las facturas que emitimos y un muy largo etcétera en función de la actividad de la empresa.

¿Y qué es una tienda On Line?
Pues es exactamente lo mismo, con la única diferencia de que en el Front (en las pantallas que habilitamos para los clientes), se muestra menos información, o más bien, se selecciona qué tipo de información mostrar, es decir, básicamente lo mismo que hacemos en nuestra herramienta de gestión interna, ya que en función de los perfiles que acceden a la misma, permitimos el acceso a contabilidad, a facturación, etcétera.

¿Por qué decimos que una tienda On Line es “exactamente lo mismo”?
Porque cuando ponemos en marcha una tienda On Line, lo que estamos haciendo es ofrecer a nuestros clientes una herramienta en la que pueda ver nuestro catálogo de productos, sus precios, si lo deseamos el stock o la previsión de stock, le permitimos solicitar precios, realizar pedidos, consultar sus fechas de entrega o todas las entregas que le hemos realizado, las facturas que le hemos emitido, sus pagos pendientes o realizados… es decir, se trata de una herramienta de gestión en toda regla.

Entonces, si tenemos nuestro software de gestión interno y la tienda On Line… ¿Cuál es el resultado?
Pues evidentemente el resultado es que disponemos de “dos” sistemas de gestión, por lo que irremediablemente estaremos duplicando el trabajo.

Si queremos evitar la duplicidad del trabajo, ¿qué podemos hacer?

Una opción es que la tienda On Line sea nuestro software de gestión, unificar toda nuestra actividad en esa herramienta. Sin embargo, las tiendas On Line no cuentan con esa profundidad, pueden gestionar ventas, pero no se encuentran preparadas para, por ejemplo, la gestión de activos, contabilidad, presentación de impuestos, y el resto de herramientas que ofrece un software de gestión ERP.

¿Entonces?, ¿Qué opción nos queda?

Pues haciendo honor al título de artículo, disponer de un ERP y posteriormente crear una tienda On Line que lea los datos del propio ERP.

El software de gestión ERP, sí es un software con la profundidad necesaria para poder dar soporte a todos los procesos de la empresa. Puede abarcar la gestión de ventas, compras, planificaciones, producción, proyectos, CRM, tesorería, gestión de impuestos, de activos, de la contabilidad general o analítica… es decir, lo que nuestra empresa necesita.

Una vez disponemos de la información y los procesos correctamente estructurados en nuestrosoftware de gestión ERP, lo que queda es muy sencillo. Tan sólo es necesario crear unas pantallas web que permitan al cliente o al posible cliente, acceder a nuestro catálogo de productos, sus precios, su stock, a realizar pedidos, es decir, a lo que nosotros decidamos que puede acceder.

De esta manera podemos disponer de una tienda On Line sin la necesidad de disponer de dos herramientas de gestión distintas, con los problemas que ello conlleva. Estos problemas suelen ser duplicidad de la inversión, duplicidad de la información con sus consecuentes incoherencias y falta de fiabilidad, duplicidad de trabajo por lo tanto de costes, etcétera.

El error más habitual que cometen las empresas, es planificar la incorporación de la tienda On Line sin tener en cuenta estos factores.

En muchas ocasiones nos dejamos seducir por los anuncios tipo: “Consiga su tienda On Line por solo 800 Usd”.

Para evitar este tipo de errores, asesórese por un profesional de la gestión tecnológica y tenga siempre en cuenta que disponer de un ERP correctamente estructurado, evitará duplicidad de trabajos, de costos y sobre todo disgustos.

martes, 4 de abril de 2017

Colombia aumenta casi un 200 % su inversión en ERP en el primer trimestre de 2017

2016 fue un año incierto para Colombia. La importante bajada de los precios del petróleo y la inestabilidad de un Dólar al alza, provocaron una situación de incertidumbre en el mercado colombiano que se tradujo en una reducción de ingresos generalizada, una política de “stand by” (a la espera de ver lo que ocurre) y una disminución generalizada de la inversión en proyectos considerados “no esenciales” para las compañías.
 
En este contexto se pudo apreciar un descenso en la inversión de las empresas en I+D y en la adquisición de sistemas ERP en concreto.

Sin embargo 2017 ha comenzado de otra manera. El ambiente de negocios que se respira es mucho más prometedor, y esto se debe principalmente a dos factores.

El primero, es que, a pesar de las condiciones adversas del año pasado, las empresas no se pueden estancar, y si bien el año pasado paralizaron inversiones, este año, ya, una vez acostumbrados a la situación anterior, no queda más remedio que continuar.

Por otro lado, no es solo que hayamos pasado el susto del año anterior, sino que las condiciones han mejorado sustancialmente.

Un precio del barril al alza con previsiones de alcanzar los 60 Usd / Barril en el segundo quatrimestre y un dólar estabilizado en un promedio de 2.908 Cops y con fuerte presencia en el tramo 2.800 – 2.900, hacen que la economía en general se encuentre en un momento de mayor confianza. Esto se traduce en que las empresas también, al igual que se resintieron el año pasado por aspectos macroeconómicos, este año se hayan beneficiado del cambio de éstos, en este caso a mejor.

Esta situación ha conducido a las empresas a retomar proyectos que el año pasado habían quedado aparcados, y es aquí donde se encuadran tanto las inversiones en I+D como los proyectos de inversión en herramientas ERP.

Tanto es así que durante el primer trimestre de 2016 la inversión en ERP en Colombia se estima en unos 4.500.000 Usd lo cual, comparado con la inversión realizada en el primer trimestre de 2017, alrededor de 13.000.000 Usd, nos arroja un crecimiento de poco menos del 200 %.

Esto sitúa la a la inversión en herramientas ERP como uno de los objetivos principales en la empresa colombiana, siendo de los primeros proyectos en ser retomados ahora que la situación económica resulta evidentemente más favorable.

El motivo de ser de los primeros proyectos tenidos en cuenta, es el fuerte impacto que la incorporación de este tipo de herramientas ofrece a la empresa, con importantes reducciones en costos de infraestructura, de existencias, de reprocesos y un muy notable incremento en el aumento de beneficios, ventas y satisfacción (por lo tanto, fidelización) de los clientes.

Escrito por Dpto. Marketing

viernes, 3 de marzo de 2017

La nueva ola del emprendimiento

Artículo de colaboración
BY MATT SWANSON - MANAGING PARTNER @ SILICON VALLEY SOFTWARE GROUP (TRANSLATED BY ISABELLA ROLZ)
La economía del siglo XXI, con un coste de varios billones de dólares, ha permitido que la tecnología tenga una mayor apertura. Esta ha sido impulsada por tendencias que han cambiado la naturaleza de los empresarios; especialmente, cómo estos serán caracterizados en un futuro. Asimismo, serán los ejecutivos industriales con potencial en el ámbito tecnológico, los más demandados por startups emergentes.
En el 2007, Apple reformó completamente la industria tecnológica con el lanzamiento del iPhone. Es difícil imaginar que tan sólo han pasado ocho años desde el lanzamiento del primer smartphone mejor vendido, sin embargo, no se puede negar su impacto en todo el mundo. Más allá de la creación de una nueva dimensión científica, surgió un fenómeno mundial que cambió tanto el destino de los teléfonos móviles como el de la industria tecnológica. Mediante la creación de tecnología intuitiva para las masas, los consumidores empezaron a verla como algo más que una simple herramienta laboral. Economistas, abogados, médicos,ingenieros y personas de todos los sectores económicos no sólo tenían una herramienta para la productividad, sino una indispensable pieza tecnológica que adoptaron como algo indispensable en sus vidas.
Por eso mismo, estos consumidores pueden ahora apuntar hacia ahora hacia un nuevo estándar de ciencia utilizable. Hay que recordar que la tecnología es un fenómeno cambiante que necesita de constante renovación. El software legal engorroso que no permita al abogado buscar casos fuera de la oficina ya no es aceptable. Para aquellos fuera del silo de Silicon Valley, entre las conversaciones que se pueden escuchar durante el almuerzo, un trabajador podrá decir: “¿No sería bueno si hubiera una aplicación para… ?”. Por desgracia, estas conversaciones ocurren a menudo demasiado lejos de los oídos de Silicon Valley; que todavía está dominada por la charla de lo que será el próximo WhatsApp o Instagram. Aun así, un nuevo tipo de empresario está emergiendo y reaccionando a los retos que desafían a su sector. No obstante, a pesar de que estos empresarios cuenten con bastante iniciativa y con oportunidades de hacer un impacto para cambiar el mundo, muchas veces, estos ejecutivos no encajan dentro del arquetipo fundador que muchos inversores de Silicon Valley buscan.
Décadas anteriores vieron cambios similares en las caracterizaciones del empresario. Durante los años 90, cobra auge el MBA de Harvard el cual aplica técnicas de gestión tradicionales para aprovechar las tecnologías novedosas de internet. Por otra parte, la primera década del siglo XXI trajo consigo la “Ciencia de la Computación de Stanford de 22 años” la cual aplicó tecnología a una industria inestable. Ahora, en esta década, estamos respondiendo a una nueva ola de la iniciativa empresarial compuesta por ejecutivos de la industria de la ciencia, con la intención de impulsar la tecnología aún más y deshacerse de cualquier industria no tecnológica.
Durante los últimos 2 años he tenido la oportunidad de ver de primera mano este cambio como el socio gerente de Silicon Valley Software Group (SVSG), una firma de directores enfocada en ayudar a las empresas con su estrategia de tecnología. SVSG ha visto empresarios que van desde productores de cine y vocalistas de las bandas de rock más famosas, hasta ejecutivos de viajes y gerentes de fondos; todos tratando de mejorar en su área a través del uso de la tecnología. Después de una serie de compromisos similares, surgieron algunas observaciones:
En cada compañía, los empresarios miran como la adopción de la tecnología crea nuevas oportunidades. Por consiguiente, los ejecutivos se concentran en un producto en específico el cual surja de esta apertura científica. Sin embargo, he podido notar que estos empresarios no tenían mayor experiencia con la tecnología. Es más, la mayoría de estos empresarios no tenían conexiones pertinentes con la comunidad de Silicon Valley. Y fue entrar a este círculo lo cual les permitió darse cuenta de las oportunidades que la ciencia de la tecnología presenta.
La combinación de capital de crecimiento, el talento multidisciplinar y mentores que fomentan mejores prácticas en base a cómo crear un hiper-crecimiento, es comúnmente dado por sentado por empresarios que forman parte del ecosistema. Sin embargo, la desconexión entre los que forman parte de Silicon Valley y los que se encuentran afuera es impactante. Muchas de las empresas que SVSG ha encontrado no tienen la capacidad de reunir capital estratégico en un primer inicio debido a que sus negocios son demasiado arriesgados en cuanto a ciertos errores comunes que las compañías de Silicon Valley no cometen. Por esto mismo, conceptos tan simples como la metodología de lean startup son bienvenidos para impulsar a estos empresarios no nativos de Silicon Valley.
Estos nuevos fundadores tienen ahora como misión crear un vínculo más fuerte con Silicon Valley. Hasta la fecha, esto se ha visto obstaculizado debido de la mentalidad estrecha de esta región. Sin embargo, las fuerzas del capitalismo se impondrán y estos nuevos empresarios encontrarán su propia comunidad para colocarse alrededor. Los inversores de Keen guiarán a la manada y aprovecharán los mercados existentes para generar el cambio. Incubadoras y aceleradores surgirán con enfoque en los empresarios con experiencia en la industria tecnológica. Nos encontramos en un boom de tecnología el cual ha permitido la apertura de un sinnúmero de maneras de aplicar esta a industrias las cuales no han demostrado ningún cambio en las últimas décadas. Para los que están sentados en la oficina de la esquina, ha llegado el momento de salir porque hay mercados para interrumpir.